COMPARTIR

Con su puesta en marcha llegaron múltiples beneficios para la ciudad, como la instalación de ‘containers’ y canecas de basura, así como su recolección no solo en la zona urbana de la ciudad sino también en la rural garantizando el 100 % de cobertura.

“Nos sentimos muy felices porque logramos que Bogotá tenga un gran esquema de aseo que cada día va mejorando más y que está llenando las expectativas de aseo de los ciudadanos”, destacó la directora de la UAESP, Beatriz Helena Cárdenas.

Una puesta en marcha con 537 vehículos de última tecnología, entre estos, los compactadores de carga lateral que agilizan el proceso de recolección.

Así mismo, en febrero finaliza la instalación de los 10.746 contenedores de tapa negra para residuos y de tapa blanca para el material aprovechable, una promesa cumplida. Su ubicación está priorizada en 15 localidades.

La llegada de los contenedores significa un gran beneficio para la ciudad pues el 27% de los residuos que genera la ciudad están siendo depositados en estos contendores, lo cual evitan la acumulación de residuos en espacio público, promueven la separación de residuos para que los recicladores accedan al material aprovechable.

Con el nuevo esquema de aseo, Bogotá sí está reciclando

Este esquema está diseñado para que los ciudadanos aprendan a disponer bien de los residuos que generan y así aprovechar al máximo todos los materiales, lo que sin duda le ayuda a Bogotá, a los propios ciudadanos y al medio ambiente.

La pedagogía es una prioridad para este nuevo esquema, por eso a través de campañas enseñan a los ciudadanos cómo deben separar sus residuos para recopilar el material aprovechable.

“En la mayoría de eventos que realiza el distrito como la Copa Davis y la Copa Fox estuvimos presentes para enseñarles a los habitantes y visitantes que la bolsa blanca es para elementos aprovechables y la negra para el no aprovechable”, indicó Cárdenas.

La directora explicó que durante 2018 los recicladores de oficio reportaron a la Superintendencia de Servicios Públicos que aprovecharon 781.565 toneladas de residuos, las cuales dejaron de llegar al relleno Doña Juana.

Cada día los recicladores de oficio están logrando aprovechar en promedio 2.141 toneladas de residuos.

Por su parte, la UAESP está apoyando a esta población. Ya entregó 6.171 uniformes a los recicladores de oficio inscritos en el RURO (Registro Único de Recicladores de Oficio).

Además, durante esta administración, los recicladores cuentan con 13 bodegas destinadas al reciclaje y capacitaciones en el SENA a las diferentes organizaciones de recicladores.

Espacios públicos más limpios

Otro de los beneficios es que la ciudad tendrá más canecas en las calles para depositar la basura, con 80.000 cestas en espacio público. Según la directora de la Uaesp, Beatriz Helena Cárdenas, habrá una caneca por cada 90 habitantes y no como se manejaba antes una por cada 200 ciudadanos.

El diseño de estas canecas permite que las personas den una disposición correcta a las colillas de cigarrillos, con lo cual evitaría el arrojo en el piso. Además, su diseño evita que se acumulen las bolsas de residuos y se de uso correcto por parte de los Bogotanos.

También aumentó el número de barridos, antes se barrían 278.295 kilómetros al mes, hoy se están barriendo 534.833 km en la ciudad, esto equivale a darle 13 veces la vuelta al mundo.

En cuanto al lavado de las vías públicas, y puentes de la ciudad pasó de realizarse dos veces al año a una vez cada semana. Lo cual suma 542 puentes peatonales y vehiculares lavados, así como 162 plazas y plazoletas públicas.

Todo esto con las 22 barredoras mecánicas y 11 hidra lavadoras, entre otros equipos técnicos que permiten mejorar la limpieza en el espacio público.

Así mismo, en el primer año del esquema, se han cortado 74 millones de km de césped, esto equivale a la intervención de 10.346 canchas de futbol como la del Campín.

Fuente: http://www.bogota.gov.co

Dejar Respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here